miércoles, 25 de febrero de 2015

LAS TIC Y LA EDUCACIÓN

LAS TIC Y LA EDUCACIÓN

Manuel Galán Amador

Es importante implementar el uso de las TIC en la educación, para cerrar la brecha digital y favorecer el desarrollo humano para la inclusión al conocimiento globalizado como estrategia para facilitar el desarrollo en equidad y la producción sistemática del conocimiento para favorecer la sociedad del conocimiento en competencias.

Este valioso capital da pie a que las instituciones educativas y en especial las Instituciones de  Educación Superior incursionen en la apertura de procesos de aprendizaje en el campo del nuevo conocimiento en la tecnología, que le permitan ampliar las esferas de sus proyectos de lectura y escritura para que sean más interdisciplinarios y así enriquecer los procesos que ya se vienen adelantando en el campo de las ciencias sociales y otras disciplinas, logrando con esto fortalecer y mejorar los resultados que se ofrecen no sólo a la comunidad educativa sino a la sociedad en general, con aportes significativos en cada área del conocimiento enmarcados en referentes y componentes socio-políticos que serán posibles con la instauración de grupos de cultura política y sociabilidad en los centros de educación que desde diferentes ámbitos y enfoques ayudará a la consolidación en el campo social  y su extensión multidisciplinar.

La aplicación de las TIC en los procesos en el contexto de la educación aporta al desarrollo de los diversos sectores sociales. En el caso de los proyectos educativos que emergen del campo de las ciencias dan como consecuencia la generación de nuevas formas para comprender los fenómenos del entorno, en el que como ciudadanos convivimos y generamos procesos donde las competencias básicas, específicas y laborales se desarrollan con empoderamiento de la tecnología.

A futuro, una vez se fortalezcan los procesos educativos y los medios tecnológicos, se puede alcanzar la consolidación de más grupos interdisciplinarios educativos en las instituciones de educación superior y ofertar programas de maestría y doctorado que perfeccionen los procesos administrativos y financieros de apoyo a la gestión, entonces se podrán generar nuevos procesos relacionados con la educación.

La educación y la tecnología deberán estar definidas en concordancia con un Proyecto educativo Institucional o de otras áreas de las disciplinas científicas como un proceso continuo y permanente de generación, adaptación y aplicación de conocimientos, desarrollado por la comunidad académica mediante apropiación de saberes científicos, tecnológicos y metodológicos, para contribuir al desarrollo de la sociedad en los campos de interés académicos de las instituciones.
La educación y la aplicación de la tecnología  serán entendidas como el proceso de construcción del conocimiento, con capacidad para ofrecer soluciones alternativas a los problemas del entorno local, regional y nacional. Una mejor comprensión de la Ciencia y Tecnología constituye una condición esencial para lograr un posicionamiento competitivo. Con el desarrollo de la Investigación, se pretende alimentar la construcción de una cultura educativa y tecnológica, como recurso de formación que favorezca el desarrollo del espíritu crítico de las ciencias de la educación.


La integración y uso de estas nuevas herramientas tecnológicas a la educación, tiene que ver con la implementación de estrategias metodológicas que desarrollen didácticas activas que faciliten el aprendizaje autónomo, colaborativo, el pensamiento crítico y creativo necesario para la sociedad, lo cual implica diseñar currículos colectivamente que promueven la calidad de los procesos y la permanencia de los resultados en el sistema, pues las TIC en el contexto de la educación gozan de beneficios al momento de ser aplicadas, tales como:

La tecnología, resulta cada vez más accesible a los estudiantes potenciales de educación.

Los costos de distribución de la información por medio de la tecnología descienden permanentemente.

La tecnología resulta cada vez más fácil de utilizar.

El mayor potencial pedagógico de las TIC.

La incorporación de propuestas pedagógicas orientadas hacia la construcción del nuevo conocimiento aplicando las tecnologías en la metodología de la investigación científica.

La presencia de las TIC en las ofertas de educación permite proyectar ofertas con mayor diversificación de las modalidades en las que ésta  actualmente se presenta: de manera exclusiva o combinada con la educación; de forma sincrónica, asincrónica o utilizando ambas posibilidades; integrando las TIC con las otras tecnologías ya existentes o adoptando sistemas enteramente virtuales.

Se podrá entonces deducir que, la educación y los sistemas formativos apoyados en  la tecnología constituyen un buen vehículo de enseñanza para cualquier tipo de saber.


jueves, 15 de enero de 2015

QUE ES UN BUEN TRABAJO DE INVESTIGACIÓN Y SU APLICACIÓN CON LA METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

QUE ES UN BUEN TRABAJO DE INVESTIGACIÓN Y SU APLICACIÓN CON LA METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Manuel Galan Amador


Para desarrollar un buen trabajo de investigación es importante tener en cuenta los elementos básicos en la formulación de un proyecto de investigación fundamentados en los cuestionamientos como: ¿qué se va a realizar?, ¿con quién?, ¿con qué?, ¿Cuánto cuesta?, ¿Cuánto dura? Esto se reflejara posteriormente en los pasos subsiguientes de justificación, teniendo en cuenta la perspectiva social y económica, los objetivos, metodología a seguir, la parte económica de presupuesto y recursos.

Es importante el conocimiento de las limitaciones que posee esta ayuda, pues es apenas comprensible que cualquier escrito sobre cómo desarrollar una investigación se quedaría corto, pues sobre este aspecto nadie tiene la última palabra, ya sea por lo importante o por lo profundo del proceso, pues no existen normas ni reglas que fijen los logros o nos aseguren que lo obtendremos.

Hacer congruentes “La teoría y la practica hacen parte del quehacer del investigador; la teoría sin la práctica es vacía y la practica sin la teoría es ciega”.

Los procesos de investigación se inician desde el comienzo mismo de la vida del ser humano y se van desarrollando con mayor profundidad en las siguientes etapas; sin embargo con el transcurrir del tiempo el entorno social produce o genera lineamientos y encasillamientos de derroteros definidos que se nos van imponiendo si permitir la curiosidad, la creatividad, la observación y la explotación propias que el ser humano por naturaleza posee, es decir, el don innato de la investigación.

Es importante tener idea de la metodología de la investigación, dominarla y practicarla para poder acercarse de una manera más ordenada y segura hacia el nuevo conocimiento producto de cualquier investigación.

No sobra recalcar que un cuidadoso diseño y una adecuada planeación son un requisito indispensable para la elaboración de un trabajo realmente científico, a más de que, posteriormente, facilitaran el trabajo de campo y el análisis de la información obtenida.
Un diseño  metodológico de investigación se caracteriza por ser un planteamiento sintético. Esto quiere decir que propone de una manera concreta aquellos elementos indispensables para comprender lo que el investigador le interesa estudiar. A diferencia de lo que muchas personas creen, el diseño no representa un “avance” de los resultados del trabajo de investigación; simplemente consiste en mostrar el plan de trabajo teórico y metodológico que se va a seguir para el desarrollo posterior de la investigación.
Finalmente cabe anotar que un diseño metodológico  de investigación no es algo estático y acabado. Por el contrario, se constituye en una pauta dinámica que contribuye a hacer de la investigación un proceso más sistemático, menos aleatorio. Esto no quiere decir que una vez en el transcurso de la investigación (la cual en un sentido flexible debe considerarse iniciada desde el momento de empezar el diseño), no se vayan a modificar algunos de los aspectos planeados.

El diseño metodológico de investigación  es una pauta que muestra la claridad del investigador.

La búsqueda misma del conocimiento, aplicando nuestra propia curiosidad sin recurrir al conocimiento practicado implica un proceso investigativo.

La instancia del nuevo conocimiento está asociada a los procesos de subjetivación, es decir, implica la capacidad del agenciamiento para generar líneas de creatividad y novedad vinculadas a los deseos de intereses de los individuos de modo tal que afecten sus formas de existencia, el pleno desarrollo y perfeccionamiento integral de las personas en todas sus dimensiones, sólo se hace posible cuando el sujeto produce, genera y crea nuevo conocimiento fácilmente, podríamos compararlo con el manejo de la inteligencia artificial en la tecnología de punta y que sólo es posible cuando nos hacemos participes con libertad y autonomía.

Debemos convenir la producción del conocimiento en el elemento efecto de nuestro quehacer diario. Cuando no se está dispuesto a esto nos petrificarnos y nos convertimos en un elemento tan sólo instrumental.


En la orientación de la metodología científica hacia la investigación es fundamental el relacionar, gestionar conocimientos vinculados a hechos de la actividad humana que interactúen para cumplir metas definidas por sus integrantes, basadas en nuevos conocimientos aplicando los pasos metodológicos de investigación, bajo lineamientos críticos, teóricos y filosóficos donde el ser interactúa con el conocimiento. Por lo tanto todos somos investigadores en cuanto a nuestra permanente curiosidad por la indagación, dudas, preguntas, el deseo de conocer y saber más, de preguntarse por qué, y/o cómo, ante cada hecho o acontecimiento que circunda la realidad a estudiar como objeto de estudio. Pero la investigación y sus hacedores siguen un método científico y desarrollan su trabajo de manera sistematizada, señalando en gran parte el cambio que países quieren lograr.